Sohbet Sheij Tugrul Efendi – 12 de Agosto de 2010 – Los cambios negativos en el clima son debido a nosotros

Sohbet Sheij Tugrul Efendi – 12 de Agosto de 2010 – Los cambios negativos en el clima son debido a nosotros

Sohbet Sheij Tugrul Efendi – 12 de Agosto de 2010 – Los cambios negativos en el clima son debido a nosotros

No hay comentarios en Sohbet Sheij Tugrul Efendi – 12 de Agosto de 2010 – Los cambios negativos en el clima son debido a nosotros

Como mencionamos la otra noche, la palabra ‘Ramadhan’ viene de la raíz de ‘Ramadha’, que significa quemar y exterminar quemando. Más tarde, como un hermoso ta’wil, (malinterpretación deliberada), es llamado como el mes que quema y aniquila nuestros pecados. Pero sepan que este clima caliente no es el clima que quema nuestros pecados. Este calor es el resultado de nuestros propios pecados.

Allah prohíbe el desperdicio y la extravagancia, pero estamos desperdiciando. Rasulullah (SAWS) puso esto de forma muy simple incluso para las cabezas más duras diciendo, “No desperdicien el agua incluso cuando están tomando ablución en el mar.” ¿Puede el agua en el mar desperdiciarse por la ablución? Con este dicho, Resulullah (SAWS) está educándonos para que tengamos el pensamiento de no desperdiciar en nuestra mente incluso cuando estamos en el mar.

Pero no lo hemos hecho, y continuamos desperdiciando todo. Y como resultado, el clima primero cambió, y luego se puso más cálido. Está muy equivocado creer que las precauciones que tomamos a nivel individual no significarán mucho. Había un hombre caminando por la playa y vio a otro hombre. Era un día tormentoso y muchas estrellas de mar eran arrojadas hacia la orilla. Y este hombre juntaba las estrellas de mar una por una y las arrojaba de vuelta al mar. El hombre que vio esto preguntó, “¿Estás loco? Hay miles de estrellas de mar en la orilla; nunca podrás arrojarlas a todas de vuelta. Arrojas una, y el mar trae de vuelta diez más. Así que lo que estás haciendo aquí no hace ninguna diferencia en absoluto.” Sobre esto el hombre que escuchó levantó otra estrella de mar, se la mostró al otro hombre y la arrojó, diciendo, “¡Bueno, hizo la diferencia para esta!”.

Cuando Rasulullah (SAWS) comenzó su misión, era una sola persona. Y luego de 22 años solares, se convirtieron en 124.000. Y 50 años más tarde eran más de un millón y hoy en día estamos por encima del billón. Cuando miras la historia del mundo, 1400 años es un período de tiempo muy corto. Si miras aún más atrás en el pasado distante, como en el tiempo del Noble Noah o Abraham, queda claro que el período de Rasulullah (SAWS) aún es muy reciente y de poco tiempo por comparación cronológica. Y por lo tanto, el Día del Juicio no vendrá en el corto plazo. Hay algunos idiotas en la TV que dicen que el fin del mundo vendrá en un par de años. Esto no es cierto, no puede suceder. ¿Saben por qué no puede suceder? A menos que el número de personas que Allah haya creado eventualmente en la Era de la Felicidad (‘asr-i saadah: que no se confunda con el tiempo del Profeta; este vendrá justo antes del fin de los tiempos) exceda el de aquellos anteriores a esa época, el fin no vendrá. Y en los últimos 1400 años, no han venido tantos musulmanes al mundo. Así que no se asusten. El Día del Juicio es seguro que vendrá, pero ni nosotros ni nuestros nietos lo verán.

Dicen que el aumento en la cantidad de adulterio y en el número de edificios es un signo del Día del Juicio. Bueno, en cada período, la cantidad de adulterios y el número de edificios se incrementaron comparados con períodos anteriores. Así que no presten atención a esas palabras vacías. Debemos cumplir nuestro deber. ¿Y cuál es nuestro deber? Bueno, no es rescatarte únicamente a ti mismo. Sino que es establecer buenos ejemplos en comportamiento que ayudarán a otros a rescatarse a sí mismos también.

 

Si hubiésemos detenido el hábito de desperdiciar agua en el pasado, no hubiésemos tenido que construir tantos lagos artificiales en el país, causando por lo tanto un cambio dramático en la cantidad promedio de vapor de agua. Sólo tomen un avión en dirección al este y verán al menos un lago artificial a la vista a lo largo del vuelo; les aseguro que ciertamente lo verán. Son necesarios, sí, pero ¿somos conscientes de cuánto cambios climáticos estos lagos han traído? Déjenme darles dos ejemplos. Aquellos de Malasia saben de esto. Luego de la construcción de la Represa Keban, la calidad del durazno cayó tanto en términos de crecimiento como de secado. Durante la época de Turgut Bey (que Allah bendiga su alma), 22 o 23 lagos artificiales fueron construidos en la vecindad de la ciudad de Afyon. Y como resultado, la calidad del opio decreció. Y debido a que los bueyes blancos debieron dejar de comer bagazo de opio, la calidad de los productos lácteos y crema se derrumbaron por completo. Estos son solo ejemplos.

 

Entonces, “Construye una represa y tendrás más agua”, “abre minas”, “perfora las montañas”, “haz túneles”… Entrométete en esto y aquello y haz todo para arruinar el balance ecológico, y cuando esto no sea suficiente, ve al espacio y entrométete con el cielo… Bueno, lo que pasó cuando fueron a la luna; un gran logro, que resultó ser bueno para nada. También, incluso si han llegado a ir aún se debate… Un número considerable de personas dicen que fue una gran mentira. Por lo tanto, cuando jugamos con estas cosas, la armonía del mundo se rompe. Nosotros somos los desintegradores.

Entonces ¿cuál es la respuesta?

Acciones correctas que también hará a otros desear actuar correctamente, debemos huir de lo que Allah ha prohibido y debemos seguir lo que Él ha ordenado. Desafortunadamente, la gente percibe las órdenes de Allah con una mente estrecha y piensan en ellas solo como rituales de adoración. Las órdenes de Allah no solo están compuestas por ayuno y rezos. Él tiene órdenes sociales y órdenes relacionadas a este mundo. No tomamos ninguna de estas en consideración.

También, ciertas cosas son mencionadas solo por hábito, pero otras cosas prohibidas y determinadas relacionadas con éstas no son mencionadas en absoluto. Un típico ejemplo de esto es el interés. Todos los predicadores dicen que es haram obtener o cargar interés. ¡Pero no he escuchado ni por casualidad a ningún predicador decir que es haram pagar interés también! Pagar interés también es haram. Sé que entre la gente en este cuarto al menos un 10% está endeudado en un banco. Así que pregúntense a ustedes mismos. Deber dinero a un banco es pagar interés. Entonces no compren un auto ahora. Ahorren su dinero, y cuando tengan suficiente, cómprenlo. Y si lo despilfarran, no serán capaces de ahorran nada de dinero. Y ni siquiera me digan que el dinero que ahorran pierde su valor. Era una excusa válida en épocas pasadas, pero ahora no hay inflación, así que no caigo en esa excusa.

Por lo tanto, la solución al tema climático está en nuestras manos, estén seguros de esto. Si prestan atención, en los últimos 10 años, las cosas que suceden en nuestro mundo no eran visibles anteriormente. En algunas áreas hay grandes áreas desérticas y al mismo tiempo en otros lugares, grandes inundaciones. Pakistán y China están sufriendo inundaciones catastróficas estos días. Y ni siquiera digan que los chinos son idólatras. Lo que sea que sean, también son hijos de Adam. Dado que todos somos seres humanos, debemos ser considerados con sus problemas también. Eso es lo que corresponde a la comunidad de Rasulullah (SAWS), la misericordia de los universos.

Entonces ¿por qué está pasando esto? En el Sagrado Corán, Allah menciona que las nubes que traerán agua para las semillas – para que puedan crecer y dar frutos – están esperando las órdenes de Allah. También Él menciona que los barcos que navegan con el viento y que llevan pertenencias y gente han sido puestos al servicio del ser humano. Con versos como estos, Allah explica las formas de este mundo. Por supuesto, es Allah Quien comanda las nubes. Pero si prestan atención, Él no permite que la lluvia caiga en ciertos lugares y por otra parte, Él da mucha lluvia en otras áreas, que dan como resultado inundaciones. Los techos ceden, las casas colapsan, las paredes caen, suceden derrumbes, etc…

La posibilidad de arreglar esto está también en manos de la gente; estén seguros de esto. Sólo el 3% de todo el dinero que se gana en la faz de la tierra pertenece a la población mundial. Entonces en lugar de esto, si el dinero hubiese permanecido con el 97% restante, ninguno de estos desastres hubiera sucedido. En Turquía hay 30 familias y el 95% del ingreso total de Turquía pertenece a estas familias. Sólo el 5% pertenece al resto de la población. Y es así en el mundo también. Entonces Allah está diciendo, “Como no saben cómo compartir justamente lo que les he dado, tampoco enviaré mis nubes justamente”.

Si prestamos atención a la distribución de la riqueza, estén seguros de que no habría ni sequías ni inundaciones. Hay un incidente explicado en el Corán llamado ‘Sayl’a-l Areem.’ Es el incidente que desencadenó la migración de la tribu Ban-i Jurhum de Yemen. Esta tribu es la tribu de la esposa de Hadrat Ismail. Quédense tranquilos de que en cada período de tiempo, ha habido algún tipo de tecnología que fuertemente facilitaba la vida de las personas. Por ejemplo, la represa más grande en el mundo es la represa de Yemen. Y colapsó debido a los residuos acumulados en la época de Hadrat Ibrahim. Por lo tanto, todas las tribus en Yemen tuvieron que emigrar al norte y Ban-i Jurhum se asentó cerca de la Kaba. Más tarde, Hadrat Ismail se casó con una chica de esta tribu un tiempo después. Y esta dama era la tátara-tátara-tátara….-tátara-abuela de Rasulullah (SAWS). Entonces la razón para la migración de los Jurhum fue el colapso de la represa. ¿Por qué colapsó la represa? Fue debido a todos los residuos acumulados y pedazos de tierra que llenaron el lago y dañaron el balance estático de la represa. Esta es la razón en el dhahir (el exterior). Pero haqiqah (la realidad) es diferente. Abdullah ibn Abbas, quien era el hijo del tío de Rasulullah (SAWS) y uno de los más sabios en conocimiento, explicó la razón del colapso como, “Había muy pocos ricos y muchos pobres. Y debido a esto, Allah los ahogó a todos.” Por lo tanto hoy en día la distribución injusta de la riqueza es la razón para todas las sequías e inundaciones. La razón para los asuntos climáticos de hoy en día es el comportamiento de la gente contra las principales éticas que llegaron hasta la actualidad desde Hadrat Adam. No es el gas, la sal o las minas. Todo esto puede ser compensado, ya que hay una circulación continua de estos en el mundo. Si los gases peligrosos incrementan en la naturaleza, entonces plantas árboles y creas un balance natural. No es un gran problema. La verdadera causa aquí es el mal comportamiento de toda la gente que son los vice-regentes sobre la Tierra de Allah-u dhu’l-jalal quien dice, “He creado todo para ti y a ti para mí.” Por lo tanto, necesitamos arreglar esta parte del problema y automáticamente el calor y la humedad se irán. Y por supuesto necesitamos controlarnos a nosotros mismos.

Denme un Corán… El ayah que intenté explicar es el ayah 164 del Baqarah. Allah dice, “En la creación de los cielos y la tierra; en la alternancia entre la noche y el día; en la navegación de los Barcos que están cargados con cosas para el bien de la humanidad a través de los mares; en la lluvia que Allah envía desde los cielos, y la vida que Él da así a una tierra que está muerta; en las bestias de todo tipo que Él dispersa por la tierra; en el cambio de los vientos, y las nubes que se arrastran como sus esclavos entre el cielo y la tierra; ciertamente hay Signos y lecciones para la gente que es sabia.”

Entonces ¿por qué Allah proveería de tantos ejemplos como este? La Prueba es la prueba de la existencia y poder de Allah. Un hombre dijo a otro mostrándole una persona que pasaba “Hey, ¿conoces a ese hombre? Es un hombre muy sabio y puede proveerte de miles de pruebas de la existencia de Allah.” Había un Baba derviche sentado al costado. Escuchando esto dijo “¡Bueno, aparentemente tiene miles de dudas!”

Así que las palabras de Allah son prueba pero también está este concepto de aprender una lección al mismo tiempo. Si no aprendes tu lección de las palabras de Allah, entonces tú mismo te conviertes en una lección. Entonces ¿por qué Allah dice en el ayah anterior “Barcos que están cargados con cosas para el bien de la humanidad?” Entonces lo que hagamos debe tener un beneficio para la humanidad. Desafortunadamente, estamos destruyendo muchas cosas solo para crear un beneficio nuevo. Por ejemplo, en otoño los granjeros queman sus campos. Hacen esto porque son muy holgazanes. Si puedes hacer que tu campo esté llano, entonces la máquina que uses funcionará bien y sembrará las plantas correctamente y dejará tallos muy cortos detrás. Pero si el campo no está llano, entonces para no romper las cuchillas de la máquina las ponen por encima del nivel de la tierra. Como resultado, los tallos dejados detrás son más largos. Bueno, esto es un desperdicio en sí mismo, pero también como los tallos son más largos, se vuelve imposible limpiar el campo para la próxima temporada, así que lo queman para deshacerse de estos tallos. Cuando queman la granja, al mismo tiempo, pequeños animales perecen en el fuego también. Y por ello, es haram quemar los campos. Pero cuando un agricultor les dice esto, los granjeros no escuchan. Por lo que el imam también debería explicar esto. Si lo escuchan de un imam, pueden temer el castigo de Allah y pueden decidir no hacerlo. Y cuando la superficie de la tierra está quemada, la capa superior se carboniza. Esto reduce la fertilidad y los cultivos se vuelven más contaminados con sustancias venenosas. No debes ser un agricultor para saber esto. Ser musulmán es suficiente.

Como reflexión de los ayahs mencionados anteriormente, Rasulullah (SAWS) dijo, “El mejor de los hombres (¡Él no está diciendo musulmanes, sino ser humano!), es aquel que beneficia a otros.” [Khayrun-naas man yanfaun-naas.] Por lo tanto, cualquier cosa que hagamos, debe ser o por el beneficio de este mundo o para el Más Allá. Y si destruimos una cosa mientras intentamos construir otra, nunca nos traerá ningún beneficio.

Debemos ser mucho más cuidadosos. Aquellos que no están felices en este mundo no pueden ser felices en el Más Allá. A veces cuando alguien fallece, la gente dice cosas como, “Oh, ha alcanzado a su Señor al fin.” Sepan esto bien, si no te unes a Allah en este mundo, no puedes alcanzarLo después que mueras, tampoco. Puedes alcanzar a Allah en este mundo, no en el Más Allá. Así que debemos ser benéficos en este mundo y hacia este mundo. Si este mundo no ha sido así de valioso, Allah nos hubiese dado tareas también en los seis estadios previos. Vivimos seis estadios de vida antes que esta y solo en esta vida tenemos responsabilidades. Y por supuesto, hay recompensas por liberarse de las responsabilidades también. Así que tenemos que escuchar cuidadosamente los poemas de los santos [nutuq] que nos advierten no apegarse a este mundo. Ninguno de estos nutuks dicen que debemos dejar de cuidar este mundo. Ni un solo nutuq de los awliya puede estar en contra del Corán o de un Hadith. Rasulullah (SAWS) dice, “Aquellos que ignoran el Más Allá por este mundo o este mundo por el Más Allá no son de los nuestros.” Así que mantiene el balance de esta forma. De forma similar, en el ilahi de Hadrat Hudai cantado durante los tarawih por los dhakirs en el maqsurah, dice:

Aquellos de este mundo están en este mundo

Aquellos del Más Allá están en el Más Allá

Todos ellos van en pos de un reino de sus propias pasiones…

Yo quiero a mi amado Allah….

Así Hadrat Hudai explica que estar apegado a este mundo o al Más Allá está equivocado en ambos casos. Tiene que haber un balance. En el Sagrado Corán, tanto la palabra ‘mundo’ como la palabra ‘Más Allá’ se repiten ambas 11 veces. ¿Por qué Allah hace esto? Lo hace para mostrar que debe haber un balance. Que te guste el Más Allá no significa renunciar a este mundo. Ser un derviche no significa ser un monje. Y las tekkes no son monasterios. Insha’Allah en este Ramadán, pensemos sobre este tema del balance y la moderación en más profundidad y pongamos esto en acción.

Selamun Aleykum.

About the author:

Back to Top